miércoles, 28 de febrero de 2007

Una capilla italiana


En las Islas Orkney, al norte de Escocia, hay una pequeña capilla católica construida por prisioneros italianos de la II Guerra Mundial.


Estaban allí para construir las "Churchill Barriers", muros entre las islas para defender las ensenadas interiores de los ataques con submarinos.





Esa pequeña capilla, construida en una especie de búnker de cemento, plagada de pequeños detalles hechos con los materiales que los prisioneros tenían a mano, me emocionó.

Cómo de situaciones tan difíciles y dolorosas puede surgir la belleza es algo que habla bien del ser humano.


http://www.undiscoveredscotland.co.uk/eastmainland/italianchapel/

5 comentarios:

Jok dijo...

La vida nos pone a prueba.

besos

Bejota dijo...

Cierto
http://es.wikipedia.org/wiki/Scapa_Flow

Diana L. Caffaratti dijo...

YA ves,: aquí estoy.Sonriendo por los reencuentros y por los extremos de tus artículos:Placer y dolor...
Un beso.

runner45 dijo...

La belleza se encuentra, incluso, en la sombra...

E. dijo...

hola. manifstandome estoy. gracias por los comentarios . ya visite el sitio de la capilla y esta increible. gracias otra vez. ya hay textos noveles en mi pagina. bye.