martes, 19 de abril de 2011

91


Ya solamente me quedan 91.

Y la verdad que este en concreto ha sido un descubrimiento. Me ha encantado el lenguaje sencillo con que retrata tan bella y profundamente los grandes sentimientos humanos: el perdón, la fe, la amistad, el rencor, el amor.

Su lenguaje sencillo es todo menos casual, se lo trabajó a lo largo de toda su vida. De hecho, según cuenta la traductora en el prólogo, Selma "quiso desmontar la densa fraseología prescrita por la norma masculina de su tiempo (principios del XX) y este empeño la acompañó hasta el final (...) A los setenta y tres años, publica su supuesto diario de adolescencia, aparentemente redactado por una niña (...) Muchos cayeron en la trampa, hasta hubo algún crítico que consideró que la Selma adolescente escribía mejor que la Selma monumento nacional, cosa que, dicen, divirtió sobremanera a la gran dama de las letras."

El libro novela la historia verídica de un grupo de campesinos suecos que se marcharon a vivir según sus creencias a Jerusalén.

Partiendo de ahí, no puede menos que interesarme esta historia, pues Jerusalén es una de esas ciudades símbolo de la humanidad, y que espero algún día poder visitar.

2 comentarios:

Prosperar dijo...

Hola, felicitaciones por tu blog! Me ha resultado muy interesante. Tengo un directorio de blogs. Si quieres intercambiar enlaces, agrégame y te incluiré. Estaré esperandote. Mi dirección es:
http://www.buscarblog.blogspot.com

Andrea dijo...

gracias por la recomendación. Voy a leerlo en definitivo.
Buen blog!

http://cosasdemivida-felicidad.blogspot.com/