martes, 15 de julio de 2008

Envés

Tengo un haz y un envés. No tan dramático como Jekyll y Hyde. Ni tan espectacular como Banner y Hulk. Sino más bien sencillito y de estar por casa, como el del común de los mortales. Y tan fastidioso.

Porque a veces siento que me voy a comer el mundo y soy capaz de palpar una energía sutil que mana de todo hacia todo y me hace sentir viva. Como si de pronto fuera tan fácil entender el sentido de LA VIDA.

Y otras veces veo tan cercana, tan tentadora, esa débil línea que me separa de una… ¿depresión? Y entonces, como en las pelis de muertos (“no mires a la luz, no vayas hacia la luz”), intento esforzarme en no acercarme, en no cruzarla, en no dejarme caer.

Es en esos momentos, regodeándome en mi envés, cuando tengo que obligarme a hacer cosas, salir, ver, correr, porque si no me pongo firme, me quedaría hundida en el sillón, perdiendo ese tesoro finito que es el tiempo que tengo de vida. Un tiempo al que parece que aún no le he encontrado mi sentido.

10 comentarios:

Fer dijo...

Pues sigue buscando. Sin desfallecer.
Y una carrerita de 12 ó 14 kilometritos viene de miedo.
Bss.

Sylvie dijo...

Es que al envés, no hay que darle tregua...que ese se apunta a un bombardeo y te deja la cabeza machacá!!!!

El sentido está únicamente en el que nosotros le demos a todo...no hay más...por eso hay que comprar latas de titan de colores y pintarlo todo color alegría...

INVENTA!

Besitos.

(¿no te venías a la nudista???..que es este sábado!!!).

Pep dijo...

El sentido de la vida ... peliculón para cuando te da por quedarte en el sillón ...

Chinita dijo...

Pues...ya puedes levantar ese precioso culo que Dior te dió...y ea!!!!
A no perder el tiempo!!!!

Eso sí...la dirección es totalmente contraria..."no vayas hacia la luuuuuuuz...."
Venga guapa!!!!
sabes que dicen que las cañas con los amigos y las cervecitas ayudan a uno a sacar una laaaaarga sonrisa?
Y no hay excusa, porque existen las cervezas light y engordan menos que un refresco de cola..

Furacán dijo...

Todos tenemos un haz y un envés aunque muchas veces sólo intentemos mostrar nuestro haz. Este post tuyo se me hace muy familiar jeje como si lo hubiera escrito yo.
Haces muy bien obligándote a hacer cosas. Es lo que hay hacer no parar, no rendirse, ver siempre el lado bueno.
Hay una frase que sale en Memorias de África que me encanta y que me aplico muchas veces:
"Y cuando veo que no puedo seguir soportándolo, aguanto aún un momento más y entonces sé que puedo soportar cualquier cosa..."

Bikiños!

Vic dijo...

Pues yo estoy contenta de que también te pase a tí.
Debe ser cosa normal y que nadie habla...

runner48 dijo...

hasta que no somos capaces de poder integrar la sombra que es tan nuestra como la luz, no somos capaces de llegar al equilibrio. Un sofá en tiempos de sombra es tan peligroso como un 45 en manos de un niño, he visto a muchas personas que han sucumbido a él, ¡mira que parece inofensivo! pero lo que hace peligroso el sofá y la cama es que cuando acudimos a ellos es porque lo que en realidad queremos es NO ESTAR y eso, querida amiga, es una de las muchas formas de muerte que existen a nuestro alrededor.
Me gusta cuando te pones profunda...haces bien en salir de él aún sin ganas.
bss

Tania Alegria dijo...

Querida y linda Marisoplita, tu página está encantadora.

Me identifiqué con el contenido de "Envés". También eres del signo Gémini?

Fue un placer pasar por acá y detenerme para dejarte mi abrazo. Volveré.

Cariños.

Marién

http://navegandoespejos.blogspot.com/

Imagine Photographers dijo...

y a quién no le pasa, de una u otra manera...somos así, lo pricipal es no mirar ninguna luz, es cierto...te puedes sentir atraido, hcía la zona obscura.
Petonets

Pekas dijo...

A veces también la zona óscura nos reclama.. nos necesita... es bueno saberla.. prestarle su tiempo...

Un vaivén eterno... haz y envés..
luz y ocúridad... sol y luna...

Tal vez el secreto consista en saberla.. en vivirla.. pero no quedarnos eternamente en sus brazos...

Un beso desde la luz de estas montañas...