viernes, 25 de septiembre de 2009

Rutas migratorias de tuppers

La investigación «Migración de tuppers a través del planeta» se presenta dentro del ciclo «Las semillas de la investigación. Misterios de las migraciones aún por resolver» (Centro Internacional de Migraciones, con sede en la UA). El CIM acoge durante septiembre catorce ponencias de interés científico sobre estudios migratorios de tuppers realizados en los últimos diez años.

La identificación de las rutas migratorias de los tuppers es una herramienta que ha logrado dibujar las diferentes rutas de migración de estos especimenes, que no por abundantes han sido suficientemente investigados. «La conclusión principal es que, generalmente, existen varias estrategias de migración dependiendo del tamaño y costumbres del tupper», han indicado los investigadores.

En este sentido, la doctora Benmen ha explicado que muchos tuppers tienen un gasto energético muy alto cuando migran desde el lugar de origen al de destino, ya que van cargados de reservas de alimento. Sin embargo, a su regreso ya se han desembarazado de su carga energética y vuelven más ligeros.

Asimismo se ha observado que las rutas migratorias apenas difieren en itinerarios a lo largo de la vida del tupper y que, muchas veces, se acumulan en sus lugares de destino antes de volver a la tierra natal. Por otro lado, están siendo realizados estudios acerca del diferente comportamiento migratorio (frecuencia, tiempo de estancia) de los tuppers debido al sexo de su huésped de destino, pero aún no se ha llegado a resultados determinantes.

8 comentarios:

Pokol dijo...

Conmigo vive una familia de tuppers y la verdad es que viajan un montón...Los míos son muy versátiles, además, porque les gusta todo y hacer de todo: un día transportan comida, otro día me almacenan las bolsitas de té...

Furacán dijo...

jeje yo hace años tenía unos tuppers llenos de lombrices, y esos eran sedentarios. Curiosas costumbres! :-)

Pep dijo...

... se lo voy a dezir a mi madre ... si eso ... se lo explikas tú, porfi ... ke te hará + kaso ...
Saluz

Belén dijo...

Jolín, no me había dado cuenta de la vida tan dura de los tuppers!

Besicos

Bernardo José Mora dijo...

Bueno, tampoco hay que olvidarse de los tuppersex.

Chinita dijo...

yo también tengo una familia de tuppers...curioso porque los míos salen a todas partes, aunque los grandes no viajan tanto, los medianos y pequeños suelen venir incluso a escalar, me viene bien para que la fruta no se me espachurre,no estar comiendo siempre bocadillode.
lo de tuppersex, he oido hablar de ellos, incluso me han tentado..pero, no sé...no sé..

AdR dijo...

Es lo que yo estaba pensando.
Los que peor lo pasan son los que mi madre les manda a su cuñada.

A saber cuando vuelven... digno de estudio, oiga :)

Besos.

volare dijo...

Gran estudio, sí señora. También existe una variedad bastante común, la de los tuppers hibernantes: son aquellos que hibernan en el frigorífico durante varios días/meses guardando su contenido energético para pasar el crudo invierno.
Cuando por fin alguien se acuerda de que está ahí, puede ver que el tupper es capaz de crear vida interior y echarse a correr por la casa...