jueves, 24 de enero de 2008

Ayer

Una postal me hizo reir:




Y un regalo me hizo llorar:



10 comentarios:

Mr. TAS dijo...

¿qué infinidad de facetas emocionales vivimos, sufrimos, soñamos, desechamos, aborrecemos y ansiamos al mismo tiempo?
¿por qué no tenemos un botón que ponga on/off, detrás de la oreja, para relajarnos de vez en cuando con la nada?

Furacán dijo...

Muy buena la postal jejeje

runner48 dijo...

Estás fantástica de azul o de rojo...¿por que eres tu no?
bsss

la granota dijo...

Quisiera darles las gracias a todos los que me felicitaron, bueno en general a todos los que se pasan por aquí, comenten o no. Es como una ventanita, un cordón umbilical que me une a personas que intuyo especiales. Gracias. Y no se vayan todavía, aún hay más....

Sylvie dijo...

Estamos siempre tan abiertos a sentir...y eso es tan bello que no cambie con la edad...

felicidades de nuevo.

y besitos.

la granota dijo...

Necesito hacer una aclaración: El regalo me hizo llorar porque la foto de la izquierda es de mi padre (que murió hace más de diez años) y fíjense que tenemos la misma postura al correr. Maravillas de la genética.

volare dijo...

Pues entonces son regalos de gente muy especial que sabe mucho de ti y te cuida.
Besitos

Conciencia Personal dijo...

Hermoso el collage...posee contenido, ternura, recuerdos y sentimientos...

gracias por compartir lo sublime.

Un beso, monique.

Javier Munguía dijo...

Felicidades, querida María. Me gusta verte en fotos. Un abrazo.

Chinita dijo...

Pero ...pero QUÉ BUENOS REGALOS!!!!