miércoles, 1 de julio de 2009

inmersión

El mejor consejo que me dieron antes de ir para allá fue "cuando te pregunten cuánto llevas en Cuba di que una semana, aunque acabes de llegar". Me sorprendió la cantidad de gente que me preguntaba esto y cuando realmente llevaba ya una semana, entendí el porqué. Cuando llevas ya varios días de inmersión cubana, sabes moverte, sabes cruzar entre los coches, sabes torear a los que te ofrecen puros, ron, música en vivo, a los que te piden pesos, bolígrafos, camisetas, aceite... Ya hueles a Cuba y entonces pasas más desapercibido y te dejan callejear y disfrutar de una ciudad tan bella y viva como uno más.

6 comentarios:

Alberto de la Madrid dijo...

También esto me recuerda a mí cierta semana en que se me fue el tiempo fotografiando fachadas y gente de la calle, probablemente los cubanos sea la gente más encantadora del mundo para prestar su jeta al viajero deseoso de llevarse a casa ese arsenal de colores y simpatía.

Bernardo José Mora dijo...

¿Ya se han acabado la fotos de la cascada?

la granota dijo...

Cuando "eras"???

Furacán dijo...

Pues mira que has hecho buenas fotos, parecen sacadas de una NG, buenos retratos!

Sylvie dijo...

Fotazas haces siempre, chica...buenísimas...

sigo con la envidia merodeando mi alma...¡¡¡quiero ir a Cuba también!!!...y estar una semana o 10!!!!!!!!

besitos.

Conciencia Personal dijo...

Cada foto es memorable, es sentir a un país hermano que vive y siempre es generoso ante el extranjero.

besos, Monique.