jueves, 12 de noviembre de 2009

Elogio de la madrastra

Releído unos cuantos años después, vuelve a ser la novela que menos me ha gustado de las que conozco de Mario Vargas Llosa. Hay otras que me han encantado, pero ésta, ummmm… no. No puedo decir que esté mal escrita, porque Vargas Llosa domina el vocabulario y todo tipo de recursos, pero la historia… la historia es sosita. No sé si intenta ser escandalosa, pero yo no lo definiría como un libro erótico… Si un libro cómico es el que te hace reir, un libro erótico debe despertar ciertos cosquilleos que a mí éste no me despierta.

Si quitamos las descripciones de cuadros, algunas metidas con calzador, y las exageradamente detalladas sesiones de higiene personal de uno de los protagonistas… nos queda una historia breve, superficial y que acaba con un guiño digno de las películas típicas “basadas en hechos reales” de las tardes en televisión.

O sea, no.

7 comentarios:

nacho dijo...

Entonces sería más bien "No elogio de la granota"
Los grandes nombres no tienen porqué hacer de cada libro una gran obra. Es así.
Gracias por el análisis.

Pep dijo...

Sabemos que la simetría está detrás de lo que percibimos como hermoso.¿Puede ser que acaso lo único verdaderamente hermoso sean las matemáticas?...
...
En este sentido, la definición de belleza como un atributo que no puene ser ni siquiera ligeramente alterado sin destrozar su grandeza se ajusta por entero a las teorías matemáticas a pesar de que su belleza no sea tan fácilmente apreciable.

(Por qué somos como somos. E. Punset. Aguilar)

Lydia dijo...

Gracias por el analisis, granotita. No todo el mundo se atreve a criticar a este gran hombre de las letras, que yo hace años decidi no leer porque cai sobre una de sus novelas y no me gustó. A ver si criticas más a los grandes hombres, me gusta. :)

Un abrazo,

AdR dijo...

Una contracrítica de lo más acertada :) Yo no lo he leído, pero creo que lo pondré a la cola de otros que él tiene, muy a la cola.

Saludos :)

Conciencia Personal dijo...

Cuánta literatura plasmas ahora, tus caminos se llenan de letras...besos, Monique.

Javier Munguía dijo...

Querida Granota: hola.
Concuerdo en que no es una de las mejores novelas de Vargas Llosa. Sin embargo, tampoco la encuentro despreciable. En primer lugar, me parece muy entretenida. Luego, me gusta que ponga de manifiesto el enriquecimiento del acto sexual a través de la cultura. Además, creo que en su apariencia ligera aborda cuestiones importantes como el hecho de que en nuestra fantasía podemos darle rienda suelta a nuestros deseos mejor escondidos, sin ningún límite; en la realidad, en cambio, hacerlo implicaría crear una sociedad sadeana que pronto sucumbiría ante sus propios apetitos irrefrenables, invasivos, que la llevarían al colapso.
Un abrazo fuerte,es un gusto leerte.

la granota dijo...

Javo, gracias por poner el contrapunto.