jueves, 24 de abril de 2008

(IV) HOMO


Pero Cazorla no sería Cazorla sin sus casas apiñadas en los cerros, sin sus cañadas de ganado, los siglos que han retorcido los troncos de los olivos, los castillos más monteses que las propias cabras… la pequeña cuevita santa donde la gente deja sus fotos, sus imposibles procesiones por calles laberínticas… el viejo que nos acompañó un rato de camino y a mi despedida con un “encantados de conocerle” contestó “el gusto es de ustedes”… y por supuesto, sin sus noches de cañas y tapas.


6 comentarios:

emilio cendón dijo...

La de los fotomatones?
seguro que es ésa.
Cuéntame la historia, andaaa.

Fer dijo...

Está claro que el viaje a Cazorla te ha impactado.
Slds

Furacán dijo...

Pero que buena toda tu serie sobre Cazorla, deberían pagarte los de la junta y usar tus post como promoción turística. son buenísimos.

Pep dijo...

... el gusto es de ustedes ... y ahora es nuestro que nos lo puedes contar ...

runner48 dijo...

Gracia spor tus bellas palabras en las que pones el corazón y nos prestas su sensibilidad para ver el mundo con ojos maravillados.
PD la foto del observador observado es...simplemente genial.

Pekas dijo...

Preciosa cazorla... y veo que no te dejo indiferente..

He seguido todos tus "capitulos" con atención... y las fotos...
me han encantado... un lujo...
gracias por compartirlas...
:-))))))