viernes, 11 de abril de 2008

Una de trenes

Para mí, viajar en tren es una aventura.
Algo que tiene cierto sabor novelesco. En los trenes pasan cosas. En los trenes puedes mirar por fuera y por dentro de la ventana y ver historias.
Ves mucho más allá que tan sólo esa foto impersonal del google earth que se divisa desde un avión.
En Canarias no hay trenes.
Por eso, sigue pareciéndome un lio la cola de comprar el billete, no equivocarme de andén, ni de tren, ni de vagón, ni de asiento.
Pero luego, la vida, la tierra, empiezan a desfilar ante mis ojos...

6 comentarios:

Bernardo José Mora dijo...

"Acaso ella se iba —¿adónde?— en aquel tren negro y soleado que, por la vía alta, cortándose sobre los nubarrones blancos, huía hacia el Norte."
Juan Ramón Jiménez, Platero y yo

Imagine Photographers dijo...

A mi me encantan los expresos de noche con largas esperas en estaciones solitarias.
Petons

Marce dijo...

de todos los medios de transporte es el qeu mas disfruto. besos.

Furacán dijo...

Es cierto, en los trenes siempre pasa algo. Yo lo usaba en mi época universitaria y también los usé el año pasado para ir a la oposición, es un medio de transporte que me encanta.

Bikiños!

JB dijo...

holaaa

estuve todo el bachillerato y el cou a regimen de 4 viajes diarios y llegue a aburrirlo, pero este verano hice una escapada a francia en bici, y parte del recorrido era en tren, y volvi a recuperar la magia

lastima de interail que me quedo pendiente...

v'sss

Pekas dijo...

Aysssssssss... aquellos largos viajes en el "Trans-sevillano"...

14 disfrutonas y terribles horas entre compartimentos llenos de calor... bocatas de chorizo... durmiendo en los pasillos... comtemplando otros paisajes que no los actuales...

Una gozada... :-)))))